¿Por qué la Mitología?

→ Porque abre la mente a otras culturas, a otras sensibilidades, abre puertas a la tolerancia y a la empatía con otras manifestaciones del Ser Humano.

→ Porque ayuda a la memoria a registrar importantes acontecimientos históricos.

→ Porque a través de personajes mágicos y extraordinarios explica el comienzo de la vida, de los seres humanos, aborda la muerte y el más allá… se sumerge en el lenguaje de la mente profunda y de nuestros sueños más íntimos…

→ Porque los mitos son el vehículo donde se almacena la sabiduría humana sobre la naturaleza, el pensamiento y la sociedad; los mitos transcienden las épocas y los momentos, y tienen un alto contenido simbólico muchas veces no verbalizado.

→ Porque dioses y héroes aluden a nuestra relación interna con lo divino o “desconocido”. Vienen a ser reflejos de nuestros deseos, necesidades y miedos individuales y colectivos; nos recuerdan quienes somos y lo que hemos cambiado desde la antigüedad. Proporcionan respuestas convincentes a preguntas esenciales que todo ser humano se ha hecho a lo largo de la historia: ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿Cuál es el sentido y propósito de la vida?

Narración oral escénica

Incorporamos un nuevo producto: la narración oral escénica

¿CÓMO?

1 à Partimos de la historia implicando a los participantes desde la dramatización,la identificación de personajes, y la interrelación personal y grupal (en la línea de P. Freire y A. Boal).

2à Potenciamos la atención: Dibujo, pintura, escultura, fotografía, infografía, cine, diseño… Ilustramos lo narrado invitando a los participantes a formar parte de este juego audio-visual…

Además, incorporamos un material didáctico de apoyo para ser utilizado fuera de la sesión.

Contacta con nosotros y encontraremos la historia que va contigo.

CURIOSIDADES. Porqué somos incompletos…

Cuenta Aristófanes en “El Banquete” (Platón 380 A.C.) -tratando de explicar qué es el Amor y el poder de los dioses-, que en la antigüedad existían seres redondos, que participaban a la vez de lo masculino y lo femenino. Tenían la espalda y los costados en forma de círculo, y cuatro pies y cuatro manos. Poseían una fuerza y un vigor extraordinarios pero, además, contaban con un orgullo tan grande que llegó a hacerles conspirar contra los dioses. Zeus (omnipresente, como todos los dioses) se enteró y tras deliberar como descargar su furia contra ellos, urdió el peor castigo imaginable: decidió partirlos con un rayo y cortarlos por la mitad, con el triple objetivo de: vencer su orgullo, hacerlos más débiles y, a la vez más útiles, por ser más numerosos. Los seres así cortados se dedicaron a buscar su otra mitad. Aristófanes concluye:”cada uno está buscando su propio símbolo… por eso cuando encuentra aquella auténtica mitad de sí mismo, queda maravillosamente impresionado, por afecto, afinidad y amor, sin querer separarse del otro ni siquiera por un momento… Amor es, en consecuencia, el nombre para el deseo y la persecución de esa integridad.” (cortesía de: Laura Vargas).

CURIOSIDADES.CHINA.Acantilado rojo


Basada en la novela El Romance de los Tres Reinos, narra la guerra acontecida durante el período de los Tres Reinos, cuando China tenía tres gobernantes.La historia transcurre en China en el año 208 a. C., durante la Dinastía Han. En aquel momento, a pesar de ser gobernada por un emperador, Han Xiandi, China estaba dividida en varios estados enfrentados.

La novela, escrita hace cerca de setecientos años, sigue siendo muy leída en Asia, y ha sido el origen de más de una docena de vídeo juegos y de numerosos tebeos.

CURIOSIDADES.CHINA. A propósito de la porcelana…

La dinastía Ming fue la penúltima dinastía china, que gobernó entre los años 1368 y 1644. Su sucesora sería una dinastía extranjera, la dinastía manchú de los Qing.


La dinastia Qing o Ching conocida también como la dinastía Manchú, fue fundada en el actual noreste de China. Expandiendo su dominio por el resto de China y algunos territorios colindantes de Asia Interior, estableció el Imperio del Gran Qing. Fue la última de las dinastías imperiales chinas. Tuvo su capital en Pekín desde su establecimiento en 1644 hasta la abdicación en 1912 del último emperador, como consecuencia de la Revolución de Xinhai y el establecimiento de la República de China.