Hacer amig@s

Dejando a un lado los amigos que nuestros adolescentes hacen a través de las redes; el hecho de: tener, descubrir y encontrar amig@s, resultaba una cuestión recurrente en el grupo. Desde el: me gustaría tener más amig@s, pasando por: no sé como tener amig@s, mi amig@s me fallan, no necesito más…

Adolescencia

La adolescencia es un periodo de transformación, afirmación y renovación en el que los cambios surgen sin aviso previo y las contradicciones forman parte de la edad. Además, aunque el mirar fuera, opinar y prejuzgar en esta etapa de le vida está a la orden del día; La vuelta a un@ mism@, a lo que realmente quieres o no, a hacerte cargo autorresponsabilizándote de lo que deseas y de lo que haces para conseguirlo, es parte de un recorrido de crecimiento y desarrollo personal.

Partiendo del trabajo corporal y el movimiento: interrelación grupal, gesto y acción; pasando por la expresión plástica de la experiencia mediante ceras grasas sobre soportes plásticos, (algunos participantes han continuado trabajando sobre los ejercicios de la sesión anterior), los chicos y chicas del grupo han tomado consciencia del modo en se posicionan ante la amistad, y lo que ocurre con ello:

   ¿Cómo hago yo amig@s?¿Tengo la intención, soy amable y abiert@, escucho de modo pleno, estoy disponible, soy generos@,   ¿Qué hago?… ¿Me muestro realmente cómo soy… o cómo los demás quieren? ¿Quiero que me acepten como soy o como los demás esperan?

Personas significativas

El diálogo que se ha generado a posteriori ha permitido avanzar en lo que realmente me gustaría que pasara, y la importancia de que para que eso ocurra yo tengo que poner de mi parte. No es cierto que los chicos y chicas del grupo quieran tener tantos amig@s como pareciera, lo que realmente quieren es tener a su alrededor personas significativas que les quieran, con sus partes de luz y sus partes de sombra.

Todos tenemos fallos, el otro perfecto no existe. Lo que nos lleva a la necesidad de ACEPTAR AL OTRO, con lo que nos gusta y lo que no. Elaborando estrategias para EVITAR lo que nos incomoda. Haciendo propuestas de cambio sin presionar (INVITANDO), dando alternativas desde la imaginación y la creatividad. Por ejemplo: si no me gusta que nunca pueda ir a tu casa a estudiar, no insistas en ello y propicia ir a otro lugar a estudiar, por ejemplo una biblioteca…

Después, y de modo individual la visualización ha permitido integrar todo lo vivido y hacerlo propio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *