Interrogantes

Creo que una de las características que demuestra que nos mantenemos vivos es la de hacernos preguntas. Muchas veces no se trata de obtener respuestas, sino sencillamente de generar nuevos interrogantes, se trata de pensar, y de ir un poco más allá, supongo que esa es una de las razones por las que me gusta la filosofía.

Adolescentes

Y creo también que hay un momento en el que formular preguntas puede resultar más complicado de lo habitual, y es esa etapa en la que se está en continua evolución, en la que todo va muy rápido, frente a la percepción de los chicos de que a veces todo va más despacio de lo que quisieran.

Una fase en la que el cambio es muy dispar entre unos y otros. Un recorrido que va de la dependencia a la autonomía incluyendo un viaje lleno de subidas, bajadas y altibajos; donde se testan límites, se buscan zonas de confort, y se construye personalidad; algo difícil de gestionar para los adultos.

Clima de confianza

Los jóvenes se hacen preguntas que muchas veces no verbalizan cuándo sienten que no tienen escucha receptiva, o consideran que no cuentan con interlocutores válidos. Otras veces hay demasiadas ausencias. Y esas cuestiones sin resolver en multitud de ámbitos, hace que muchas de estas chicas y chicos se cierren en banda y dejen de formularlas.

En lo que al adulto respecta, no basta con decir “aquí estoy, pregúntame lo que quieras”. Es necesario acudir a ellos, iniciar una y otra vez el diálogo, aunque a veces parezca un monólogo; sin invadir, invitando, compartiendo vivencias y confidencias. Creando un clima de confianza y seguridad, en el que los chavales se sientan escuchados de verdad, donde poder hablar libremente, con respeto y sin juicios. 

Verbalizar

Esa necesidad de hacer que el pensamiento emerja, sumada al momento que estamos viviendo de incertidumbre y aislamiento, ha impulsado la dinámica de hoy, en la que una vez más a través del juego hemos desgranado interrogantes. Aquí os dejamos una pequeña muestra de la variedad de inquietudes entre 13 y 15a.

¿Porqué me veo distinto a los demás?
¿Cómo cambia mi cuerpo, qué me está pasando?
¿En qué medida la personalidad de uno tiene que ver con la de sus padres?
¿Porqué mis primeros recuerdos son tan vagos?
¿Qué es eso de la ideología?
¿Habrá vida fuera de la tierra?
¿Cuánto de importante es el dinero?
¿Porqué los adultos no entienden a los adolescentes?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *