Mis otros “yo”

La posibilidad de cambiar, seguida del tránsito por el autoconocimiento, abrieron la caja de Pandora de los múltiples “yo” que habitan en cada un@ de nosotr@s. En algunos casos siendo muy conscientes, en otros rechazándolos.

Yo diría que nos ocupan varias formas de ser y de estar, y todas y cada una de ellas somos también nosotr@s. Creo que el hecho de ser adolescente, con una pequeña trayectoria de vida a las espaldas, resulta insuficiente para tomar consciencia de todos ellos; lo que no quita que emerjan muchas preguntas, algunas recurrentes: ¿Tenemos un solo yo alternativo, o tenemos varios? ¿Somos varios “yo”? ¿Qué es el Ego? 

Ego y todo lo demás

Podríamos tomar a nuestro Ego como una especie de mecanismo de defensa, al que voy incorporando lo que el exterior me aporta: lo que los demás piensan y dicen de mí, conformando lo que será mi identidad. Algo que precisa aprobación y reconocimiento y se enfada cuando es rechazado. Qué me acompaña; en lo que creo, y que es causa de conflictos personales.

Y… ¿mis otros yo? ¿dónde están? ¿los que no siempre coinciden con éste? ¿cómo son?  Porque estoy seguro de que existen ¿los conozco y admito? ¿los muestro? ¿cómo se manifiestan?

Buceado en nuestros otros yo

Hoy hemos buceado en nuestros otros yo, con diferentes estímulos plásticos. Cada un@ ha expresado con el material con el que se encontraba más cómod@. Pintura corporal, esculturas de papel, palabras y pinturas pastel han contribuido a dar forma a la expresión de de cada un@.

En medio de todo, el Ser, la base de mi personalidad, lo que subyace en el fondo de cada uno de de los chicos y chicas que conforman el grupo. La esencia revistiéndose de diferentes colores y formas según las circunstancias y las interacciones con los demás. Lo que nos hace distintos en casa que en la escuela, con mi madre o con los amigos… Incluso conmigo mism@

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *