Retos

El concepto de “reto” es absolutamente diferente según se enfoque desde la perspectiva del adolescente o desde la del adulto. En el ámbito de la psicología los retos que suponen los cambios más significativos en el paso de la niñez a la adolescencia se suelen agrupar en:

1- Conformar la personalidad

2.- Alcanzar ciertas cotas de independencia

3.- Desarrollar una relación saludable con el propio cuerpo

4.- Experimentar la sexualidad

5.- Descubrir tu grupo de referencia

En algunos casos también se habla de “elegir pareja”, a mí me parece que esto último sería más un reto de adulto que de adolescente.

Y sin embargo, cuando de manera explícita las/os chicas/os plantean cuales son sus retos, las situaciones difíciles que tienen que abordar, se refieren a realidades que pudieran parecer sencillas y abarcables, y a ellos, en el momento presente les resultan complicadas:

Aprobar el curso, tener buenas notas, verme bien, tener novio, tener un perro… 

Retos que pasan a ser objetivos

Creo que el momento que a cada generación le toca vivir hace que la visión de reto pueda ser muy diferente. Por ejemplo, tras los meses absolutamente anormales que acabamos de transitar, en los que aún  seguimos, con las restricciones pasadas y actuales; Con la perspectiva de un año en el que nuestra cotidianidad se está viendo tan afectada, nuestro modo de vida ha dado un giro que ha hecho que muchos retos pasen a ser objetivos, y se enredan entre deseos y expectativas, aparentemente sencillos quizás para los adultos, y para muchos/as de las/os chicas/as abrumadores.

Un presente que parece detenido

Pienso que nuestras circunstancias nos han hecho y nos están haciendo vivir un presente que parece detenido y sin embargo está en continuo flujo. Por eso es importante darnos un respiro, detenernos, mirar, observar y empezar a identificar, ordenar  y priorizar lo que queremos. Pararnos a tomar tierra,  marcarnos una ruta y un itinerario y seguir caminando.

Nuestro último día de ciclo y año, el concepto de reto ha estado presente desde la individualidad de cada uno junto con las intervenciones de los/as demás compañeros/as. Nos hemos servido de una nueva herramienta tecnológica (pizarra compartida de G.meet), para dibujar en línea en tres planos compartidos. Retos de cada uno entretejidos entre el juego y lo plural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *