Mas jugar y menos pensar

De haber experimentado otra época, una que me habría gustado habitar tiene que ver con la vida artística y social que se tejió en París a mediados del S. XIX.

Cuando lo pienso, entre lo que me ha llegado a través de la Historia, junto a las piruetas de mi disparada imaginación, me sitúo entre un pequeño grupo de variopintos personajes citándose en los cafés de la Ciudad de la luz dando rienda suelta a su creatividad.

Crear en comunidad

Y es que, en paralelo a la búsqueda más íntima y personal, estoy convencida que el hecho de crear en comunidad es clave para hacer nacer nuevas y enriquecedoras propuestas. Muchas veces en forma de iniciativas divertidas e insospechadas, parte sustancial de una existencia llena de matices.

Todo lo cual formaba parte de un modo de vida al que me habría encantado pertenecer. Quizás por eso sentí tanta sincronía con aquellos espíritus libres, cuándo supe del grupo de artistas que se reunían, precisamente los martes, a unos pasos del Sena, en torno a Mallarmé.

Arte y poesía

Allí, los impresionistas se expresaban generando sensaciones con sus paletas de color. Mientras, poetas y escritores a quienes la poesía convencional se les quedaba corta, experimentaban con las palabras tratando de aparcar la razón.

Esa encrucijada en la que arte y poesía se unían sin reglas ni pudor, es la que ha inspirado nuestra sesión. Experimentando a partir de los juegos que dan protagonismo al subconsciente y al arte; dejando de lado los egos, hemos hecho un recorrido entre surrealista y dadá, para reenfocar la realidad con una nueva mirada.

Nuestro “sombrero de copa” se ha llenado de palabras recortadas de modo libre, algunos han elegido un patrón, otros lo han hecho de manera arbitraria. Las hemos mezclado para luego extraerlas de una en una componiendo nuestro primer poema dadaísta online:

MUCHOS ATRACTIVOS NINGUNA ASERTIVIDAD
PALACIO RELACIONES ANESTESIA

COSTUMBRE
PORTARSE SENTIMIENTOS
DEMOCRACIA HELADO

Después, jugando con las palabras, escogiendo unas y eliminando otras, hemos construido textos inteligibles  generadores de historias, dando forma a nuestro inconsciente y construyendo presente:

MUCHOS HOMBRES ATRACTIVOS SOÑABAN CON TENER… NINGUNA MUJER CON UNA ASERTIVIDAD FIJA… EN EL PALACIO HABIA MUCHAS RELACIONES DE ANESTESIA Y ERA COSTUMBRE PORTARSE CON LOS SENTIMIENTOS
…LA DEMOCRACIA ESTÁ HELADA
MUCHAS VACAS ATRACTIVAS NO TENIAN NINGUNA ASERTIVIDAD EN EL PALACIO…

ALGUNAS RELACIONES DE ANESTESIA SE ACOSTUMBRABAN A PORTARSE BIEN EN EL PALACIO
MUCHAS PLANTAS ERAN ATRACTIVAS PERO NINGUNA DE ELLAS TENIA ASERTIVIDAD
EN EL PALACIO LAS RELACIONES NO IBAN BIEN POR ESO LA ANESTESIA ERA COSTUMBRE

También hemos dibujado e intervenido en libros, recortado, tachado, elegido fragmentos aleatorios y creado nuevos textos, inspirándonos en Matisse y en las técnicas de corte de la generación beat. Con la libertad y el juego, el talento ha encontrado el modo de ir más allá, haciendo honor a uno de los lemas de aquel grupo del XIX, del que hoy nos hemos hecho eco: “mas jugar y menos pensar”.