Expresar el aliento

Realizar un trabajo procesual con un colectivo en constante evolución, conlleva una actitud de previsión y continua adaptación al cambio. Te lo puedes tomar como una dificultad o como un reto, como casi todas las circunstancias de la vida.

El taller de arteterapia y educación emocional de Casa San Cristobal precisa de un vínculo que se construye poco a poco, experiencia a experiencia, entretejiendo lo que ocurre dentro con lo que pasa fuera… Planificando la intervención, y al mismo tiempo, estando abiertos y receptivos a la realidad del entorno, a esa cotidianidad del barrio en constante transformación que no deja de ser una metáfora de la vida.

Conectar desde lo primario

Hoy esperábamos la incorporación de un nuevo participante, eso nos activa actitudes de acogida y cuidado, de integración e inclusión. De conectar desde lo mas primario, para luego pasar a niveles más complejos. Hemos arrancado con la respiración, con la consciencia de la conexión que supone compartir el mismo aire, desde la individualidad consciente de cada un@, al trabajo grupal. De la búsqueda en un@ mism@ a la apertura al otro.

Expresar el aliento

Nos hemos centrado en la respiración consciente y en cómo influye en el rendimiento de nuestro cuerpo, nuestra condición mental y nuestra capacidad de comunicación. La respiración, algo que hacemos todos sin excepción, todo el día, todos los días, supone la realización de ejercicios experimentales y conceptuales, que al hacerse conscientes permiten que el conocimiento teórico y práctico converjan.

Pensando en el Breathe with me de Jeppe Hein, que sencillamente es una invitación a la expresión plástica del aliento de cada uno, hemos realizado un ejercicio de introspección y concentración, con la atención puesta en mi inspirar, mi sostener, mi exhalar, acompañado de su expresión plástica.

También hemos hecho un trabajo corporal, y una plasmación sobre tela a base de ceras de toda la experiencia vivida.