Generando vínculo

Esta semana iniciamos el taller de Arteterapia y Educación Emocional de Casa San Cristobal. Ha resultado un comienzo muy emocionante, los chicos y chicas del año pasado volvían con sus mochilas cargadas de historias y narrativas vitales, y los nuevos participantes se mostraban expectantes y con la natural timidez de los primeros momentos. Una mezcla intensa de emociones: la excitación y la alegría del reencuentro, “el corte” de la primera vez, el pudor de abrirse al grupo, ganas de aprender, dibujar, construir, saltar, jugar… Hemos arrancado poniendo el acento en generar vínculo entre los nuevos participantes y los del curso pasado.

La necesidad de vínculo

Según Pichon-Riviere: “el vínculo es la forma en que una persona se relaciona con las demás, estableciendo una estructura relacional entre ambos comunicantes que va a ser única entre ellos dos”.

Los vínculos resultan esenciales para la supervivencia y la adaptación al medio, permiten influir en el entorno, a la vez que el entorno es influido por éste. Hoy nos hemos apoyado en esta capacidad para una sesión en la que hemos utilizado varias formas de conexión y comunicación.

Cuidado, tejido del vínculo y asentamiento del grupo

Nos hemos apoyado en el Movimiento corporal para soltar, aplacar la energía y situarnos en un lugar común. Nos hemos servido del ovillo de lana que ha tejido red y comunidad, y hemos recurrido a las postales que estimulan recuerdos, proyectan sueños, enlazan afectos… y que con la ayuda de la pintura han traído a la mente lo que nos resulta significativo facilitando su representación.