Poesía en 3D

Aunque nunca me ha apasionado la poesía siempre he estado abierta y receptiva a su descubrimiento. Eso ha permitido que con el tiempo, haya tenido la fortuna de reconocer y sentirme transportada por líneas sencillas, reveladoras y muy hermosas en muchas ocasiones.

Emociones y sentimientos

Uno de los objetivos de la poesía es crear emoción a través de la palabra. La emoción es un mecanismo adaptativo que nos impulsa a acercarnos a lo que deseamos y alejarnos de lo que nos puede perjudicar.

La psicología cognitiva trata de transformar la perspectiva del individuo que sufre al percibir su entorno; lo cual es determinante en la construcción de sus emociones y sentimientos. Eso es precisamente lo que me fascina de la poesía, su capacidad para combinar emociones y sentimientos que generen en el lector nuevas sensaciones, para hacernos salir de nuestra zona de confort; junto a la posibilidad de abordar desde otros ángulos los acontecimientos cotidianos, promoviendo la generación de interrogantes.

Traspasar la palabra

Siento que ni la educación formal, ni el momento que vivimos apenas dejan espacio para esta forma de expresión, por eso rescato las oportunidades que se presentan para construir belleza de todas las maneras posibles. Supongo que es parte de mi tributo a la necesidad que tenemos de arte.

Poco a poco he llegado a percibir poesía en los lugares más insospechados y de las maneras más curiosas. Creo que hay tantos modos de belleza como formas de expresarla. Por eso, poner en relación poesía y Realidad Virtual -dos conceptos aparentemente tan distantes-, me pareció un reto sugerente y atractivo; que abría la posibilidad a nuestras chicas y chicos de interactuar y experimentar desde la palabra, yendo más allá.

Los haikus

A ello se sumó la fascinación que me producen los haikus, esos breves poemas de origen japonés que han traspasado fronteras. Según Octavio Paz: “El haiku es un organismo poético muy complejo. Su misma brevedad obliga al poeta a significar mucho diciendo lo mínimo… El haikú es una pequeña cápsula cargada de poesía capaz de hacer saltar la realidad aparente”.

Y así, haciendo saltar la realidad aparente, hoy en la sesión nos hemos servido del Rincón de Haikus de Mario Benedetti, vinculando el arte de la palabra a través de esos pequeños gigantes, junto a la expresión artística, con el programa para pintar en 3D, Tilt Brush de Realidad Virtual: Nuevos tiempos, nuevos modos de conectar.