El lugar de la CONFIANZA

Cuando Orfeo marcha al Hades a recuperar a su amada, no le queda otra opción que aceptar la prueba de confianza de no mirar hacia atrás mientras conduce a Eurídice al mundo de los vivos. Todo el recorrido confía, percibe su aliento, siente su presencia. Al final, Orfeo no puede resistir, y vuelve el rostro justo cuando ella es bañada por el primer rayo de sol.

Los dioses castigaron duramente lo que consideraron una muestra de desobediencia. No dejo de preguntarme si no fueron excesivamente injustos o torpes, y confundieron la falta de confianza con la impaciencia, o el amor desesperado…

El mito de Orfeo y Euridice nos ayuda a adentrarnos en el núcleo de la actividad.




Siempre he creído que las relaciones entre personas han de basarse en la confianza, y éstas en el respeto a uno/a mismo/a, y a los demás. Para algunas cosas tengo muy mala memoria, de modo que suelo olvidar lo que me hace daño o no me gusta… eso ha supuesto que cuando alguna vez he percibido la deslealtad de alguien, en un primer momento me ha dolido, pero si he amado de verdad, he vuelto a confiar. Supongo que alguna vez ha habido un punto de no retorno en el que la confianza se agota y cambiamos de rumbo.

Recientemente leí algo que venía a decir: La confianza es una especie de apuesta que consiste en dejar de inquietarse del no-control, del otro y del tiempo. Y esto me hizo reflexionar, porque quizás en ocasiones, sin darnos cuenta queremos controlar tanto las situaciones, las reacciones… que dejamos de apostar, o apostamos con demasiada inquietud.

Con el paso del tiempo tomo consciencia que quizás no confiamos todo lo que debiéramos en nosotros mismos, y a partir de ahí se desencadena”la bola de nieve”…

Cuando abordamos en el grupo nuestra relación con la confianza, surgen mil ideas asociadas a las personas que nos la generan, a las sensaciones que ello provoca, y a los actos que precisan de confianza. Es significativa la coincidencia de algunas palabras, y muy representativo el testimonio de cada participante.

En un momento dado, el juego nos permite entregarnos a la confianza en nosotras mismas y en la compañera, primero la intención, luego la voluntad. Al final es un ejercicio simbólico y divertido, que que facilita el contacto y la expresión.


El Twistter de la CONFIANZA. ARTETERAPIA en CASA SAN CRISTOBAL

 

Complejos y fluctuaciones

Adolescencia, Mujer, lugares siempre por explorar desde un conglomerado de diferencias:
por tradición, educación, origen (Europa, Africa, América), cultura, patrones de comportamiento, creencias, aprendizajes…

Arrancamos con un trabajo corporal inspirado en el Chi Kung: tensar y destensar brazos, piernas, dedos, pecho, vientre… apreciando el contraste. Moviendo ligeramente el cuerpo para descargar la energía mientras somos conscientes de nuestra respiración ¿Nos detenemos en el día a día a hacer todo esto? ¿Nos acordamos? ¿Nos lo permitimos? ¿Por qué a veces me importa más lo que los demás piensan que lo que yo pienso? ¿Lo que los demás sienten que lo que yo siento…?


Hoy: estoy acomplejada y dentro de una semana no tengo complejos. Desequilibrio y mucha fluctuación, una oportunidad para aprender a vivir en la incertidumbre, y para CONFIAR. Un ejemplo para el adulto que acompaña y se hace cargo, y para el que observa en la distancia.

En sentido coloquial, el tener un complejo se identifica con el desacuerdo de una persona con algún aspecto físico o psíquico de sí misma, percibiéndolo subjetivamente y considerándose la mayor parte de las veces por debajo de los demás, y en todo caso sintiéndose diferente y fuera. En ocasiones estas ideas adquiridas en la infancia, influyen en la personalidad y conducta a lo largo de toda una vida.

Los complejos nos hacen sentirnos inferiores, avivan nuestros miedos, disminuyen la autoestima y acaban empequeñeciéndonos. El primer paso es reconocerlos, aunque no se les llegue a verbalizar, pero al menos sacarlos fuera, y a partir de ahí, buscar la manera de hacerlos frente y superarlos.


Iniciamos un trabajo de identificación, que evoluciona hacia formas muy femeninas de transformar el complejo visibilizando lo bello que hay en mí, hay un montón de estímulos visuales para elegir, pero casi todas las chicas se vuelcan en las flores. Una vez más la huella de lo ancestral femenino.

Soltar y comunicar

En ocasiones, las ideas se nos amontonan, lo queremos todo YA, y al mismo tiempo cambiamos rápidamente de parecer… nos enfadamos con el otro, nos contradecimos, nos atrincheramos en:”el mundo no me entiende”,”no merece la pena”,”nada tiene sentido”… Nos enfadamos con nosotras mismas y lo volcamos en quien está más cerca. Cuesta sonreír, cuesta hablar con calma, cuesta respirar…

Los bloqueos de la adolescencia no están tan lejos de los bloqueos que podemos tener los adultos en una enorme cantidad de ocasiones a lo largo de un día, de una temporada, de una vida. Cuando eso ocurre, es momento de soltar, de dejar espacio para poder llenarnos de algo diferente, empezando por cambiar la energía…

Partimos de un trabajo de percusión espontánea en el que cada una marca un ritmo que siguen las demás, la decisión del ritmo individual es muy personal, seguir al grupo es todo un reto, al final logramos encontrar la manera de canalizar el peso de lo intangible.


Y cuando todo aquello encuentra su camino, se recupera el ritmo y una puede entregarse a un”construir” que antes generaba recelo y que finalmente llega a conectar con la capacidad y la posibilidad de traspasar esa frontera, la de entenderme yo y hacerme entender por el otro.

Sólo si escuchamos podremos aprender. Escuchar es un acto de silencio; sólo una mente serena pero extraordinariamente activa puede aprender. J. Krishnamurti

Objetos comunicantes. ARTETERAPIA. Casa San Cristobal

Comunicar desde los procesos creativos

La forma más generalizada de comunicarnos es la oralidad, pero muchas veces puede resultar insuficiente, desafortunada, torpe… puede que no nos sintamos capaces de expresar con palabras lo que queremos transmitir, o nos de vergüenza, o incluso nos produzca temor el imaginar como puede recibir”aquello” mi interlocutor.

Todos y todas tenemos alguna manera de expresarnos que nos permite transmitir lo que realmente queremos comunicar… La cuestión es averiguar cual es esa manera:”mi manera” y hacerla explícita.

Cuando abordamos nuestra comunicación desde los procesos creativos, se nos abre todo un mundo de posibilidades para trasladar lo que queremos expresar, porque lo hacemos sin darnos cuenta… y con la experiencia nos percatamos de que hay otras maneras. Si a eso le sumamos el sentido del juego y de la sorpresa, el que cada vez utilicemos herramientas nuevas que nos pongan a prueba y nos permitan experimentar en confianza… abrimos un abanico de infinitas posibilidades.


Este grupo nunca había trabajado con tela, hilos y aguja, actividad que requiere un primer momento de concentración y la posibilidad de compartir y verbalizar pequeños y grandes saberes.

Arteterapia. CASA SAN CRISTOBAL

Arteterapia. Actividad intergeneracional “Crecimiento en femenino”

Gracias a todas esas mujeres que una vez más, se atrevieron a compartir vivencia con las más jóvenes, y a esas muchachas que ampliaron su espacio de vínculo de confort a estas otras más experimentadas. Todas tan diferentes entre sí, y en todo caso, con tantos elementos en común… Qué importante es el trabajo en grupo, para dimensionar donde estamos, apoyarnos, equilibrarnos… y para encontrar el norte, nuestro Norte.


Partiendo de la leyenda del Impulso vital para nacer y crecer que nos aportan Los Kami (Mitología Japonesa), e inspirándonos en la red de comunicación creada en el archipiélago nipón… Tejemos un entramado en el aula que sostendrá nuestros mensajes relacionados con LO QUE QUIERO COMUNICAR, LO QUE QUIERO DECIR Y, A VECES, NO DIGO.


Lo más difícil es arrancar, después, las ganas de seguir expresando se retroalimentan. Este primer paso supone un trabajo grupal que enlaza con el juego y que desemboca en una invitación a la reflexión personal. A la”autoexpresión”; que poco a poco se irá verbalizando y haciéndose visible, atentas al ritmo y la necesidad de cada una. ¡Gracias a todas por participar y crecer en plural!

Expresión y comunicación II. Pensamiento Positivo

Me encanta despertarme cada mañana y sentir que estoy viva, dar un salto de la cama y plantarme delante del espejo y gritarle a los cuatro vientos: ¿¡cómo es posible tanta belleza junta?!

Inaugurar la mañana con un baile, abrir las ventanas, respirar el aire que hace que siga aquí, disfrutar del sol y notar como sus rayos corren por mis venas.

Desayunar con música, salir a la calle, comerme el mundo, hablar con las personas, hacerles sonreír…


La Programación NeuroLingüística es una estrategia de comunicación, desarrollo personal y psicoterapia, creada en Estados Unidos en 1970. Según la PNL existe una conexión entre los procesos neurológicos, el lenguaje, y los patrones de comportamiento aprendidos a través de la experiencia, afirmando que estos se pueden cambiar para lograr objetivos específicos.

Conscientes de la fuerza de las palabras, de su verbalización, de su repetición cómo si de un mantra se tratara, construimos un discurso en positivo, y lo externalizamos desde la plástica, el juego y la interacción grupal.

Globos, técnica mixta. Arteterapia en Casa San Cristobal.

Expresión y comunicación I

Ya está en marcha esta propuesta, dirigida a un grupo de niñas, entre 9 y 13 años, un recorrido con mujer, fruto de la demanda de género que ha tenido el taller, y la necesidad detectada de impulsar el crecimiento en femenino.

Esta iniciativa cuenta además, con el diseño de tres sesiones intergeneracionales (intercaladas entre las diez); que invitaran a experimentar desde la expresión y la comunicación con las madres de las participantes; abiertas también a otras mujeres adultas que quieran vivenciar parte del proceso, y que deseen impulsar su empoderamiento como mujeres.

Técnica mixta sobre algodón. Arteterapia en CASA SAN CRISTOBAL

La fuerza femenina

Las mujeres, y los hombres también, atravesamos muchas fases en nuestra vida. En cada etapa, podemos albergar una o más diosas con diferentes grados de influencia. Desvelarlas, escucharlas, amarlas, es todo un arte capaz de situarnos en el espacio al que pertenecemos y en el que florecemos.


Hace mucho tiempo, cuando el matriarcado era la fórmula de organización social que regía entre hombres y mujeres, la Gran Diosa era venerada como la fuerza femenina profundamente conectada con la naturaleza y la fertilidad, responsable de la creación y la destrucción. Ella misma era fuente de vida asociada a lo cíclico, siendo a la vez renovación constante.

Partiendo de la magia que impregna lo cotidiano -invisible a la mirada trivial-, nos hemos adentrado en las diosas de cada una, identificando ser y estar, esencia y presencia, y desde luego, jugando a lo largo del proceso.

 

Arteterapia. Casa San Cristobal. Crecimiento en Femenino.

Juego y presencia

Habíamos planteado la aceptación de nuestra parte oscura, un trabajo introspectivo que con la participación grupal se vio enriquecido y amplió nuestro horizonte. En esta ocasión la mirada se hacía mas extensa, incidiendo directamente en la aceptación de lo que ocurre en nuestro entorno, lo que nos afecta desde el exterior, lo que se nos impone, lo que nos toca vivir, las emociones que eso nos genera, cómo nos posicionaros ante esto, como nos sentimos…

Decidimos abordarlo desde el juego y la presencia, envolviendo al otro, dejándonos cubrir, escuchando, esperando, comunicando… Tomando consciencia de dónde está el que da y dónde el que recibe, y qué pasa con el que observa, cómo se siente parte y partícipe.

Arteterapia. Casa San Cristobal

 

Conexión y escucha activa intergeneracional

Llevábamos un tiempo con ganas de hacer algo juntas, madres e hijas, porque es difícil hablar de comunicación si no se generan momentos y espacios que la propicien, porque el día a día nos atrapa con un montón de cosas”necesarias” que nos hemos ido creando o que el entorno nos ha impuesto, porque nos gusta complacer, nos”sale del alma” dar… y en esa entrega nos olvidamos de nosotras, de atender a nuestro cuerpo, de cultivar nuestra sonrisa y nuestra respiración pausada, de mirar con calma, de poner el corazón teniendo en paz la cabeza… y de ese empeño surge esta primera propuesta de conexión y escucha activa, que abre la puerta a un camino de continuidad de Crecimiento en femenino.


EL OBJETIVO: Recordar la importancia de tener un TIEMPO y un ESPACIO para saber que queremos, que necesitamos, cómo podemos optimizar la escucha ante nuestras HIJAS y ante NOSOTRAS mismas, qué podemos hacer para estar mejor.


LA METODOLOGÍA: Poniendo atención al cuerpo, soltando la voz, conectando con las demás, creando un espacio de intercambio y juego. Construyendo en equipo, atendiendo a una misma y al grupo…


LA BASE TEÓRICA:
Inteligencias múltiples en acción: inteligencia Kinestésica-corporal / Manipuladora-manual / Interpersonal / Interpersonal… (www.mitoart.es)

Arteterapia en femenino. Casa San Cristobal