Otras normalidades

¿Os pasa que desde la honestidad más profunda, pensáis que en muchas ocasiones lo que os ocurre a vosotros, les ocurre también a los demás? Por ejemplo, estas triste por algo que ha pasado, y piensas que el otro también lo está; o necesitas hablar de algo que ha ocurrido y piensas que los demás también lo necesitan.

Vivir y expresar

Cuando resulta que no, que no siempre es así, que vivimos y expresamos nuestro sentir de maneras no siempre coincidentes con el resto, no siempre alineadas con los seres que nos rodean, y lo más importante, con las personas que nos importan y a las que amamos.

Y eso hace que tengamos que ser especialmente cuidadosos con lo diferente, atentos a otras normalidades que pueden o no, coincidir con la nuestra, aunque la creamos mayoritaria, y que incluso siéndolo, no tiene porque ser mejor.

Y tomar consciencia de ello, y ponerlo una y otra vez en práctica es lo que permite estar entrenados para empezar a tolerar menos y aceptar más, a ser menos condescendiente y más naturales, a permitir SER al otro, con sus tiempos, sus ritmos, sus necesidades.

Los procesos de cada uno/a

Desde siempre he estado fascinada por la psicología y los procesos terapeúticos, creyendo que necesariamente había que conectarlo con el apoyo y el cuidado. Las palabras son un excelente vehículo, pero no siempre, y no con todo el mundo. Hay personas que cuando tu preguntas no están preparadas para responder, y te toca esperar; cada uno tiene un tiempo y una manera. Creo que la palabra es insuficiente y para mostrarnos, necesitamos otros mecanismos.

La forma de expresar y el momento de cada persona son tantos como individuos, por eso es fundamental respetar y ofrecer la escucha y el espacio adecuado.

Por eso, el proceso de cada uno/a es sagrado. Por eso las terapias y los procesos creativos me parecen tan convenientes, útiles y necesarios. Y por eso, a veces, haces una propuesta y la respuesta llega fuera del marco temporal planteado; y si sigues ahí, desde la escucha y la atención plena puedes conectar, comunicar y en ocasiones, ayudar.

Dibujo espontáneo de R. S. fuera de marcos temporales, sincrónico el título de uno de los espectadores: “Amor entre tiempos”.